El urbanista Simón Yegres y la ONG Contraloría de lo Público y lo Urbano recuerdan los planes diseñados en el municipio en los que se preveían las contingencias que hoy padecen muchas familias guayanesas por la crecida de los ríos Orinoco y Caroní. Este año, en el municipio, casi 2 mil personas han resultado afectadas, según el último reporte de Protección Civil. Pero, además, se suma el mal manejo de los embalses por parte de Corpoelec al represar el agua y descargar tarde los aliviaderos, síntoma de la impericia con la que se maneja esa infraestructura. 

Más de 4 mil personas en todo el estado Bolívar se han visto afectadas por las inundaciones a causa de la crecida de los ríos Orinoco y Caroní, y las fuertes lluvias. El número de familias movilizadas a refugios, y las viviendas perjudicadas ha aumentado, pero por orden del Ministerio de Relaciones Interiores, Protección Civil dejó de emitir su balance oficial a la prensa, hasta no tener autorización.

Tan solo en el municipio Caroní hay por lo menos 1.484 personas afectadas por las inundaciones. Se espera que esta semana Protección Civil ofrezca el nuevo balance de las afectaciones que ha incrementado el número de familias y viviendas perjudicadas. Actualmente hay 10 refugios temporales y las estimaciones es que las lluvias continúen hasta mediados de agosto.

El concejal del municipio Caroní Iván Yáñez denunció este viernes que los servicios públicos de Ciudad Guayana están al borde del colapso.

El Comité de Riesgo en Caroní ofreció un balance sobre las afectaciones por la temporada de lluvia en el municipio. Para la mañana de este viernes, el río Caroní se mantenía en alerta amarilla con una cota de 11.08 msnm, mientras que el Orinoco estaba en alerta verde con 10.53 msnm. 

El diputado a la Asamblea Nacional hizo énfasis en la reunificación de factores democráticos, especialmente en dirigentes parroquiales, para retomar las estrategias para un cambio político en Venezuela, que incluya el adecuado acompañamiento a protestas sociales.

De los 57 homicidios ocurridos durante el tercer mes del año en el municipio Caroní, 29 ocurrieron a manos de funcionarios estatales. Ello implica, además, un incremento de 190 % de estos casos con respecto al mismo mes de 2017.

“Tenemos una situación que nos agobia, pero vamos a trabajar hasta donde podamos y un poquito más. Lo que no podemos es dejar de hacer”, resaltó el presidente de la Cámara de Turismo del estado Bolívar.

La nueva administración de la Gobernación de Bolívar, al mando de Justo Noguera Pietri, no ha respondido a sus docentes, quienes para marzo de este año ganan menos del salario mínimo, no cuentan con seguro médico y se ven obligados a proponer la reducción del horario de clases para evitar seguir llegando tarde debido al colapso del transporte público.

Los maestros caminaron desde la Casa del Educador hasta el semáforo de El Roble, para insistir en su solicitud de acortar un par de horas el horario académico, para poder llegar a tiempo a las aulas. Hace 20 días esperan la respuesta formal de la Gobernación. “El problema es el acceso al transporte y al efectivo. Nosotros no podemos seguir sorteando esto, exigimos al ejecutivo regional que resuelva el problema del transporte en la ciudad y el estado (Bolívar)”, precisó Rafael González, de SUMA Caroní-Piar.

Página 1 de 27

Después de paralizarse por 48 horas, los maestros lograron que el gobernador se sentara con ellos este jueves en la mañana, y disc...

Sutrapuval entregó una solicitud de aumento del bono de alimentación por falta de comedores a Bs. 500 mil diarios, pero no ha reci...

Los trabajadores aprovecharon la ocasión para solicitarle al presidente de Sidor la reactivación del centro de equinoterapia, impo...

En todas las industrias, el ajuste del salario 16,5% por encima del ingreso mínimo nacional no genera diferencias notables en el p...