El urbanista Simón Yegres y la ONG Contraloría de lo Público y lo Urbano recuerdan los planes diseñados en el municipio en los que se preveían las contingencias que hoy padecen muchas familias guayanesas por la crecida de los ríos Orinoco y Caroní. Este año, en el municipio, casi 2 mil personas han resultado afectadas, según el último reporte de Protección Civil. Pero, además, se suma el mal manejo de los embalses por parte de Corpoelec al represar el agua y descargar tarde los aliviaderos, síntoma de la impericia con la que se maneja esa infraestructura. 

Más de 200 familias que viven en zonas de riesgo en la franja de Castillito están aquejadas por las inundaciones. El plan estatal para reubicar y repotenciar este sector de Puerto Ordaz permanece “engavetado” desde los años 90.

Después de paralizarse por 48 horas, los maestros lograron que el gobernador se sentara con ellos este jueves en la mañana, y disc...

Sutrapuval entregó una solicitud de aumento del bono de alimentación por falta de comedores a Bs. 500 mil diarios, pero no ha reci...

Los trabajadores aprovecharon la ocasión para solicitarle al presidente de Sidor la reactivación del centro de equinoterapia, impo...

En todas las industrias, el ajuste del salario 16,5% por encima del ingreso mínimo nacional no genera diferencias notables en el p...