Sábado, 24 Marzo 2018 00:00

Hiperinflación mermará valor del nuevo cono monetario en un 70% cuando empiece a circular

 
Valora este artículo
(9 votos)
En Bolívar no llegaron a circular la totalidad de las piezas del más reciente cono monetario, cuando se anuncia una nueva familia de billetes y monedas En Bolívar no llegaron a circular la totalidad de las piezas del más reciente cono monetario, cuando se anuncia una nueva familia de billetes y monedas Foto William Urdaneta

Autoridades gubernamentales ratificaron este viernes que el cono monetario actual tendrá vigencia hasta el 3 de junio. La firma Ecoanalítica considera que se proseguirá con la política de alargar su circulación, pues dos meses es muy poco para sacar los actuales billetes del torrente monetario.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

  barra 13aNaranja220

MÁS INFORMACIÓN

Ecoanalítica: El bolívar dejará de ser el medio de pago de referencia de no solucionarse crisis de efectivo

barra 4naranja220

BCV incorpora elemento de seguridad al billete de Bs. 100 mil en medio de crisis de efectivo

barra 4naranja220

La dolarización informal en productos y servicios es un síntoma de la hiperinflación

 

A las manos de Jorge Melo, un comerciante independiente radicado en San Félix, no llegó nunca el billete de 100 mil bolívares, que entró en circulación, hace apenas cinco meses, en noviembre de 2017. Aunque para él, el papel moneda sigue siendo nuevo, el presidente de la República, Nicolás Maduro, asombró al país con el anuncio de una reconversión monetaria y la emisión de un nuevo cono monetario que entrará en vigencia el 4 de junio de 2018.

La lenta distribución del más reciente cono monetario, y la profunda hiperinflación que azota las finanzas de los venezolanos desde el año pasado, ha alimentado una severa escasez de efectivo, lo que permite proyectar a la firma Ecoanalítica que una vez que los nuevos billetes entren en circulación habrán perdido 70% de su valor.

El actual cono monetario tendrá vigencia hasta el 3 de junio, de acuerdo con las autoridades gubernamentales. El debilitado billete de Bs.100 mil, el de más alta denominación, que no alcanza ni para pagar un chocolate de barra, puede que no llegue en los próximos dos meses a las manos de Melo.

El papel moneda de mayor denominación será a partir de junio el de Bs. 500, pero una vez en poder del comerciante independiente equivaldrá no a Bs. 500 mil, sino a Bs. 140 mil.

“El nuevo cono monetario tendrá una vida corta; para el momento en que el billete de Bs. 500 circule habrá perdido 70% de su valor, tomando en cuenta nuestras proyecciones de inflación. Las monedas en particular no van a tener ningún sentido, el material será más valioso que la denominación de la moneda”, explicó el economista de la firma Ecoanalítica, Jean Paul Leidenz.

El taxista Humberto Rivas, residenciado en Unare, tiene pocas expectativas en torno de la nueva familia monetaria. “Lo único que va a hacer el nuevo billete es arreglar el lenguaje, legalizar el hecho de que la gente ya le había quitado tres ceros a los precios”, expresó, en alusión a la espontánea reconversión que comerciantes y usuarios ya habían instaurado en los últimos meses al hablar de precios.

De 10 meses de implementación a solo dos meses

El dúo de platos fuertes de la tanda de anuncios del mandatario nacional en la noche del jueves, la reconversión monetaria y la emisión del nuevo cono monetario, está en la memoria reciente de los venezolanos, pues el primero y único proceso de eliminación de ceros a la moneda nacional en la historia de Venezuela ocurrió en 2008, por orden del ex presidente Hugo Chávez.

Entonces, hubo 10 meses para la fabricación y sustitución de las especies monetarias, adecuación de los sistemas de pago y registros contables, así como para el diseño e implementación de una estrategia de comunicación. El lapso era considerado como perentorio por el Banco Central de Venezuela (BCV) y la tarea un difícil reto, dado el lapso inferior a un año.

 

BILLETE6“El proceso de entrada en vigencia del nuevo cono monetario, se llevará a cabo luego de desmonetizar el cono actual”, indicó el presidente del BCV

 

En esta oportunidad, solo dos meses distancian el anuncio de la implementación. “Le garantizaremos a la población contar con las unidades monetarias necesarias en monedas y billetes”, señaló este viernes -en una entrevista en Venezolana de Televisión- el presidente del BCV, Ramón Lobo.

El nuevo cono monetario, que se identificará como bolívar soberano, tendrá monedas de 0,5 céntimos y un bolívar así como billetes de 2, 5, 10, 20, 50, 100, 200 y 500 bolívares. El bolívar soberano significa el entierro oficial del bolívar fuerte, bautizado así por el presidente Chávez.

Lobo indicó que hasta el 3 de junio habrá plazo para utilizar o depositar los billetes pertenecientes al actual cono monetario en la banca nacional, tanto pública como privada, y a partir del 4 de junio lo que tendrá valor serán los nuevos billetes y monedas, reseñó la Agencia Venezolana de Noticias (AVN).

En la reconversión monetaria de 2008, el cono previo y el nuevo circularon en paralelo. En 10 meses se hicieron modificaciones en la Casa de la Moneda de Venezuela, se establecieron dos turnos de producción y “el trabajo en horarios redoblados se hizo con el equipamiento existente, el cual fue sometido a un profundo mantenimiento para funcionar sin desperfectos bajo las nuevas condiciones”, indica una publicación del BCV a propósito de la reconversión de 2008.

La fábrica venezolana contó con asistencia técnica y apoyo de varias fábricas de Italia, Alemania, Sudáfrica, Chile, Canadá y Gran Bretaña. “En nueve meses se fabricaron más de 1.700 millones de piezas de billetes y más de 10.000 toneladas de monedas”, precisa el BCV.

 

 

Las circunstancias económicas eran distintas comparadas con la actualidad. En 2007, la inflación rondaba 22,5% y el crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) cerraba en 8,8%, según cifras del BCV. Una década después, al cierre de 2017, la Asamblea Nacional estimó que la inflación escaló a 2.616%, mientras que Ecoanalítica la determinó en 2.874,3%. El retroceso económico, según el Parlamento, es de 34% en los últimos cuatro años.

Una proporción significativa de los billetes deben ser importados, con un costo de fabricación que varía entre $ 0,05 y $ 0,12 por cada billete, según los datos de la Reserva Federal de Estados Unidos plasmado en el último informe de la firma Ecoanalítica sobre la escasez de dinero en efectivo. El restante quedaría a cargo de la Casa de la Moneda, para lo cual deben importarse los principales insumos.

“En dos meses es poco tiempo para poner a circular el nuevo cono monetario. Es muy difícil que puedan salir de los billetes en circulación en tan poco tiempo. Quizás los hagan convivir y continúen con la política de postergaciones”, explicó el economista de la firma Ecoanalítica, Jean Paul Leidenz.

De hecho, el BCV demoró 10 meses en 2008 para distribuir 1.018 millones de billetes “cantidad suficiente para el perfecto desenvolvimiento de la economía venezolana” de entonces. Los traslados comenzaron en octubre de 2017, dos meses antes de la entrada en vigencia de la reconversión. Hasta finales de febrero de 2008, “la movilización realizada equivalió a la ejecutada normalmente en un año: en el lapso mencionado, se fletaron 1.049 camiones”, precisan. En diciembre de 2007, a un mes de la eliminación oficial de los tres ceros, se movilizaron 519 camiones con piezas.

La logística de hace una década supone que en abril debería arrancar el traslado del nuevo cono monetario, pero lo cierto es que el presidente del BCV informó este viernes que “en los próximos días” desarrollarán “las soluciones y adecuaciones tecnológicas pertinentes” y expondrán a las instituciones financieras públicas y privadas el cronograma de trabajo para el proceso de reconversión monetaria.

Efecto cosmético, sin incidencia en distorsiones

El Ejecutivo ha vendido la nueva reconversión monetaria como una ruta para combatir los efectos de la llamada guerra económica, “la dificultad para la realización de transacciones, bloqueo económico y financiero de EE UU, extracción del billete hacia Colombia e inflación inducida”, en un contexto caótico devenido del desorden fiscal y monetario alimentado por el propio gobierno y que los economistas han alertado como la causa de la grave distorsión económica.

A juicio de Leidenz, ni la reconversión monetaria ni el nuevo cono monetario representan medidas estructurales para frenar la hiperinflación y el retroceso económico. 

 

Evaluarán costo de bienes subsidiados
como la gasolina

El anuncio de la reconversión generó críticas. Usuarios en redes sociales manifestaron que la medida no solo busca maquillar la hiperinflación, sino impulsar el aumento de bienes subsidiados como la gasolina. Desde febrero de 2017, el precio fijado para la gasolina de 95 octanos es de Bs. 6 por litro; mientras que la de 91 octanos es de Bs. 1 el litro.

La moneda de menor denominación del cono vigente a partir del 4 de junio de 0,5 céntimos superaría el monto que debe pagar un conductor por llenar el tanque de un vehículo sedán de 60 litros, por ejemplo.

El presidente del BCV confirmó este viernes que los costos de estos bienes y servicios subsidiados como la gasolina y el Metro serán discutidos.

 

- ¿En qué favorece este nuevo proceso? considerando la escasez de efectivo, la hiperinflación, la pérdida del poder adquisitivo y la grave distorsión actual en materia económica.

-

La reconversión monetaria es una medida estética, de ninguna manera es una medida que pueda frenar la inflación. Es superficial para tratar de hacer más fácil la contabilidad, pero el gobierno no ha anunciado ninguna medida estructural, de modo que en seis meses tendremos los mismos problemas.

Los billetes que se anunciaron para el momento que lleguen habrán perdido el 70% de su valor, con las proyecciones de inflación de 53% en marzo, 68,3% en abril y 96% en mayo. El billete de Bs 500 cuando entre a circular, equivaldría a 140 mil bolívares actuales, imagínate cómo será el de todos los demás. Son denominaciones que no van a solucionar la escasez porque los billetes se importan y no hay dólares para hacerlo, y por eso ha tardado tanto el proceso de distribución del billete de 100 mil bolívares, y en general del cono monetario de 2017.

- El gobierno plantea este mecanismo como una vía para frenar lo que ha catalogado como inflación inducida. ¿Qué impacto podría tener en la variación de los precios?

-: La reconversión podría facilitar la contabilidad de las empresas, pero no puede frenar la hiperinflación. La hiperinflación va a seguir con la misma o mayor severidad, mientras no se tome un ajuste estructural, devolviendo la independencia al Banco Central de Venezuela, por ejemplo.

El economista precisa que, hace una década, la implementación de la reconversión costó $ 40 millones al sistema financiero; el monto incluye aspectos tecnológicos y publicidad. “Si antes había la holgura para gastarlos, ahora no la tenemos. Probablemente, el gobierno tenga que postergar la fecha”.

En el este contexto de hiperinflación, el debilitamiento del bolívar prosigue y rutas como la dolarización informal, el trueque y la preeminencia de medios de pago electrónicos se siguen abriendo camino.

Visto 2966 veces Modificado por última vez en Lunes, 26 Marzo 2018 23:56

A partir del 4 de junio, y hasta que el Banco Central de Venezuela (BCV) lo determine, los precios deberán identificarse solamente...

Está previsto que el proyecto, cuya puesta en marcha estaba planteada para 2011, sea concluido a finales de 2018. ...

Persiste el descontrol en las zonas auríferas. “El Arco Minero como tal no existe. Lo que se hizo fue subirle el volumen a la...

Negocios del mercado de Chirica comercializan una res por semana en promedio. Sin embargo, admiten que la gente ya no compra un ki...

La preventa del criptoactivo inició este martes. Pese a las fallas del portal web en el proceso de registro de los interesados, Ma...