“Estas medidas tienen por objetivo ayudar a alentar soluciones democráticas compartidas a fin de traer la estabilidad política al país y permitirle responder a las necesidades urgentes de la población”, subrayó el Consejo de ministros de Asuntos Exteriores.

Bruselas.- Los ministros de Asuntos Exteriores de la Unión Europea aprobaron este lunes extender, al menos un año más hasta el próximo 14 de noviembre de 2020, las sanciones impuestas a Venezuela -que afectan a 25 altos cargos del régimen de Nicolás Maduro e incluyen un embargo de armas y de equipos para la represión interna- por la falta de avances para llegar a una solución negociada a la crisis política que vive en país.

“Estas medidas tienen por objetivo ayudar a alentar soluciones democráticas compartidas a fin de traer la estabilidad política al país y permitirle responder a las necesidades urgentes de la población”, subrayó el Consejo en un comunicado, en el que deja claro que las sanciones “dirigidas” son “flexibles y reversibles” y están diseñadas para “no dañar a la población venezolana”.

Los veintiocho han justificado mantener al menos un año más en vigor las sanciones a Venezuela, decisión que llegaba ya cerrada a nivel de embajadores y por tanto se ha adoptado sin discusión previa este lunes, a la luz de la actual crisis política, económica, social y humanitaria en Venezuela que continúa sobre el terreno y de las acciones “persistentes” que socavan la democracia, el Estado de Derecho y el respeto por los Derechos Humanos.

Los veintiocho impusieron en noviembre de 2017 un embargo de armas y equipos que puedan utilizarse para la represión o la vigilancia y aprobaron la base jurídica para poder congelar los activos de personas, empresas y organismos responsables de graves violaciones o abusos de los Derechos Humanos, de la represión de la sociedad civil y la oposición o de socavar la democracia y el Estado de Derecho en Venezuela o personas, empresas y organismos asociados a éstos.

Desde entonces, el bloque ha impuesto tres rondas de sanciones, que afectan a un total de 25 altos cargos venezolanos, políticos y militares, entre ellos el número dos del 'chavismo' y presidente de la Asamblea Constituyente, Diosdado Cabello; los vicepresidentes Tareck El Aissami y Delcy Rodríguez; el fiscal general, Tarek William Saab, y el presidente del Tribunal Supremo de Justicia, Maikel Moreno, así como a varios agentes de Inteligencia implicados en la muerte del capitán de corbeta Rafael Acosta, que murió en junio bajo la custodia de las autoridades venezolanas.

Estados Unidos lleva meses presionando a Europa para elevar la presión con sanciones sobre el régimen de Maduro, pero el bloque rechaza adoptar sanciones económicas que puedan perjudicar todavía más a la población civil en el país.

El bloque siempre ha dejado claro en cambio que se reserva la posibilidad de imponer más sanciones individuales en el caso de que no haya progresos para una salida democrática en Venezuela o en respuesta a violaciones de los Derechos Humanos.

La Alta Representante de Política Exterior y de Seguridad Común de la UE, Federica Mogherini, informará a los veintiocho de las últimas gestiones para tratar de resolver la crisis en Venezuela, algo que para el bloque pasa por la celebración de nuevas elecciones presidenciales, y de los resultados de la conferencia organizada junto con ACNUR y la OIM a finales de octubre para recabar ayuda de la comunidad internacional para atender la crisis de refugiados y migrantes venezolanos y su impacto en los países vecinos, que se plasmaron en 120 millones de euros de ayuda, insuficientes para atender las necesidades.

A la reunión de los veintiocho ha acudido el secretario de Estado de Asuntos Exteriores, Fernando Valenzuela, dado que el ministro del ramo en funciones, Josep Borrell, acompaña a los Reyes en su visita oficial a Cuba.

Template by JoomlaShine