Empleados de las empresas básicas se unieron en una caravana por la ciudad. “No estamos radicalizando la protesta para tumbar a Maduro, Maduro está tumbado por esta situación. ¿Qué gobierno puede florecer con esta situación?”, cuestionó el secretario general de Sutracarbonorca.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Trabajadores de las empresas básicas de Guayana se unieron este lunes en una caravana por las calles de Puerto Ordaz para reclamar la liberación del secretario general del Sindicato de Trabajadores de Ferrominera Orinoco (Sintraferrominera), Rubén González, recluido desde el viernes de la semana pasada en el Centro Penitenciario de Oriente, mejor conocido como cárcel de La Pica, en Maturín, estado Monagas, acusado de los delitos militares de ataque y ultraje al centinela y ultraje a la Fuerza Armada Nacional.

Luego de tres días de detención, sus familiares no han podido verlo, mientras que un grupo de trabajadores que se mantuvo a las puertas del recinto penitenciario pudo verlo esposado tanto de pies como de manos, denunciaron.

La nutrida caravana este lunes partió a las 7:30 de la mañana desde el elevado de Alcasa por las principales vías de Puerto Ordaz, incluida una parada en la Corporación Venezolana de Guayana (CVG) y Ferrominera Orinoco, que sirvió como punto final de la manifestación en contra de los vejámenes contra el dirigente sindical, una de las caras más visibles de las protestas laborales que superan los tres meses en la zona por el aplanamiento de los tabuladores salariales y la desmejora en las remuneraciones.

 
Los trabajadores señalaron que arreciarán las acciones de protesta
 


El secretario general del Sindicato de Trabajadores de Carbonorca (Sutracarbonorca), Ramón Espino, recalcó que más allá de meter preso a un dirigente sindical, están metiendo preso “a un pastor de 59 años, con 13 nietos, 15 años en la vida sindical y a poco tiempo de jubilarse”.

“Está preso por decir que las únicas navidades felices que podemos tener es cuando Nicolás Maduro se vaya del poder, porque se trata de los altos costos, la corrupción, la delincuencia, todo se ha agudizado en la gestión de Nicolás Maduro. En nuestras casas no hay esperanzas de comernos la hallaquita, con el pancito de jamón y el ponche crema. No tenemos ni para comprar estrenos, lo que hemos cobrado de utilidades lo usamos en medio comer, no estamos radicalizando la protesta para tumbar a Maduro, Maduro está tumbado por esta situación, ¿qué gobierno puede florecer con esta situación?”, cuestionó Espino.

Ángel Brito, secretario de Finanzas del Sindicato Único de Trabajadores Profesionales Universitarios de Venalum (Sutrapuval), sostuvo que se están haciendo gestiones nacionales e internacionales para presionar la liberación del dirigente sindical, así como de los trabajadores ferromineros detenidos por manifestar y recluidos en la cárcel de El Dorado.

Asamblea en FMO

Entretanto, en el portón principal de Ferrominera, los empleados realizaron una asamblea rechazando el arresto de González, quien en 2009 fue detenido por liderar una protesta laboral. En marzo de 2011, el Tribunal Sexto de Control lo condenó a 7 años, 6 meses y 22 días de prisión, pero dos días después la sentencia fue anulada por el Tribunal Supremo de Justicia.

El trabajador Dewel Hernández reiteró el trato inhumano contra González, luego de que fuera esposado de pies y manos. “Sabemos que el trato vejatorio busca enviar un mensaje a todos los trabajadores de que si no se aplacan les puede pasar lo mismo, tan es así que tenemos nueve compañeros presos, Abdul Hurtado preso y hay más órdenes de captura y calificaciones de despido, según nos están diciendo, sigue el plan de amedrentamiento”.

“Esta gente está empeñada en acabar nuestros sueños que representan las reivindicaciones salariales, no solo como trabajadores sino como ciudadanos, están empeñados en amedrentarnos e intimidarnos”, expresó.

Pese al contexto de detenciones y persecuciones, el ferrominero dijo que el apresamiento de Rubén González no los amilana, “seguiremos con más fuerza hasta ver lograda la cristalización de la convención colectiva y el cumplimiento de la Constitución nacional”.

 
Los trabajadores se detuvieron a lo largo del trayecto para alzar su voz en contra de la criminalización de la protesta
 



Template by JoomlaShine