Miércoles, 21 Marzo 2018 00:00

Gobernación contraría estándares de la OMS al fumigar con insecticida perjudicial para la biodiversidad

 
Valora este artículo
(0 votos)
La fumigación con deltametrina comenzó el martes en el municipio Heres. Expertos advierten que, lejos de controlar la epidemia de malaria, generará fuertes daños al equilibrio natural y generará asma y alergia en los habitantes La fumigación con deltametrina comenzó el martes en el municipio Heres. Expertos advierten que, lejos de controlar la epidemia de malaria, generará fuertes daños al equilibrio natural y generará asma y alergia en los habitantes Foto Prensa Gobernación

El plan que inició la Gobernación de Bolívar para eliminar los vectores que transmiten la malaria carece de sustento técnico. Expertos venezolanos y órganos internacionales como la Organización Mundial de la Salud (OMS) confirman que la deltametrina es un insecticida de persistencia y toxicidad moderada que causa un daño ecológico importante, e incluso genera resistencia en el mosquito Anopheles, transmisor del paludismo.

@OrianaFaoro

  barra 13aNaranja220

MÁS INFORMACIÓN

Médicos de Bolívar reiteran alarma sanitaria por duplicación de muertes y contagios de paludismo

barra 4naranja220

Ministerio de Salud justifica escasez de tratamiento contra el paludismo por sanciones de EE UU

barra 4naranja220

“Entrega controlada” de tratamiento contra el paludismo contraviene estándares de la OPS y el MinSalud

 

La Organización Mundial de la Salud (OMS) cataloga a la deltametrina como un insecticida de persistencia y toxicidad moderada. Está en la lista de los insecticidas bajo vigilancia de la Unión Europea (UE) por su toxicidad endocrina en mamíferos, y su uso está restringido totalmente en los Estados Unidos: este es el compuesto utilizado en las fumigaciones aéreas que emprendió la Gobernación de Bolívar para combatir el paludismo en la entidad, a partir del 20 de marzo.

Los rociamientos comenzaron en Ciudad Bolívar, municipio Heres, en dos horarios: 6:30 a 9:00 de la mañana y luego de 4:30 a 6:10 de la tarde, momentos de actividad biológica de los mosquitos Anopheles y Aedes aegypti. En cuatro días se fumigará el Paseo Orinoco, Laguna del medio, Los Francos, Jardín Botánico de la UDO, Los Coquitos, Las Garzas, Quebrada Maipure, Casa Nova y Río Marhuanta, según una nota de prensa de la Gobernación.

“Esta técnica no forma parte de los protocolos de control de la malaria de la OMS ni de ningún lado. Uno no mata a todos los mosquitos, uno mata a los mosquitos que están haciendo daño al ser humano”, precisó Oscar Noya, jefe del centro para estudios sobre malaria que depende el Instituto de Altos Estudios Arnoldo Gabaldón, ubicado en Maracay, estado Aragua, en entrevista con Correo del Caroní.

Noya confirmó la epidemia sin precedentes de malaria en toda Venezuela. Mientras hace menos de cinco años veía 25 a 30 casos anuales en su consulta de Maracay, hoy en día atiende a diario entre 25 y 50 pacientes con paludismo, en su mayoría importados del sur del estado Bolívar. Es la evidencia viva de la magnificación de los contagios, a raíz del auge de la minería ilegal en los municipios El Callao, Sifontes y Roscio.

Daños a la salud y el ecosistema

En el manual de Plaguicidas de Centroamérica, publicado por la Universidad Nacional de Costa Rica, se reporta que la deltametrina tiene volatilidad baja, por lo que la intoxicación por vías respiratorias es casi imposible en humanos, quienes se han visto afectados mayoritariamente por ingesta en largos periodos.

  deltametrina
La deltametrina es un 'insecticida bajo vigilancia' en la Unión Europea y su uso está restringido totalmente en EE UU. Está aprobado para su uso, mayoritariamente en fumigación de cultivos, en Panamá, Guatemala, Honduras, Nicaragua y Costa Rica Foto Prensa Gobernación
 

“La deltametrina tiene una toxicidad moderada a baja, pero la afectación va a depender de las concentraciones que se rocíen”, respondió Noya sobre los efectos secundarios de los rociamientos aéreos. Lo que sí está demostrado es su efecto como activador de ataques de asma y afectación de pacientes propensos a las alergias respiratorias. La deltametrina también genera irritaciones en la piel y los ojos.

De acuerdo con el manual de Plaguicidas de Centroamérica, la deltametrina es altamente tóxica para los ecosistemas acuáticos, sobre todo para peces, crustáceos y algas, así como también para los anfibios.

Noya alertó que la fumigación aérea con deltametrina “causa un daño ecológico importante, va a crear un desajuste total en la naturaleza, efectos negativos en la flora y la fauna, eliminando todo tipo de agentes, algunos que de manera natural eliminan a los mosquitos”. Además, “está demostrado que la deltametrina puede crear un problema de resistencia a los insecticidas”, en los zancudos.

“Ciertos riesgos calculados”

En la nota de prensa institucional, el gobernador del estado Bolívar, Justo Noguera Pietri, comunicó que los rociamientos se ejecutarán vía “vuelos rasantes controlados”, que tendrán “el menor impacto ambiental posible”. Más abajo admite que la fumigación con deltametrina conlleva “ciertos riesgos controlados” que no especifica en la reseña.

La fumigación continuará hasta este viernes 23 de marzo en Heres, para luego trasladarse a los municipios Caroní, Piar, Padre Chien, El Callao, Sifontes y Roscio. Llama la atención que la fumigación comience en Heres, cuando la zona más afectada por la epidemia de malaria, y desde donde se ha propagado a todo el país, son los municipios mineros del sur, especialmente Sifontes.

Pese a que la Gobernación asegura que la fumigación no presenta riesgos sanitarios, recomienda a la población resguardarse en sus casas durante los horarios de fumigación; a los vendedores de comida les conmina a guardar la mercancía hasta pasado el intervalo; resguardar mascotas; no secar ropa al aire libre en esas horas o dejar agua potable destapada a la intemperie.

  ComillasAMARILLASLa deltametrina tiene una toxicidad moderada a baja, pero la afectación va a depender de las concentraciones que se rocíen”. Oscar Noya  

De acuerdo con guías de fumigación y control de la malaria de la OMS, las principales medidas para combatir y erradicar la enfermedad son la masificación de entregas de mosquiteros impregnados con insecticidas y fumigaciones en interiores, sobre todo en techos y paredes. Para los mosquiteros sí está listada la deltametrina como componente activo, pues puede tener efectividad de hasta tres años en la fibra. La idea de los mosquiteros es, además de aislar a los enfermos, proteger a quienes no han sido contagiados.

Noguera Pietri anunció la distribución de 40 mil mosquiteros impregnados con deltametrina en el estado Bolívar este mes. La cifra se hace insuficiente cuando el reporte de 2017 fue de 244.354 casos acumulados de malaria en todo el estado Bolívar.

“Donde no es posible garantizar buena cobertura mediante mosquiteros, se debe optar por fumigaciones de interiores secuenciales, con insecticidas no piretroides, para evitar resistencia de los mosquitos a estos compuestos”, refiere la OMS, concordando con la observación de Noya. La deltametrina es un piretroide.

Varios estudios de la OMS reflejan que los mosquitos pueden desarrollar capas gruesas en la piel para evitar la penetración de este y otros compuestos.

Por otra parte, aunque tiene efecto de toxicidad moderada en humanos, en Sudáfrica se han encontrado restos de deltametrina en la leche materna de varias pacientes.

El jefe del centro para estudios sobre malaria del Instituto de Altos Estudios Dr. Arnoldo Gabaldón, Oscar Moya, consideró que el Ministerio de Ecosocialismo y Aguas (Minea) no cumple sus funciones como protector del ambiente venezolano, al permitir el desarrollo indiscriminado de la actividad minera, y autorizar medidas extremas como el rociamiento aéreo de deltametrina.

Estándares internacionales, estudios científicos y expertos nacionales fueron desestimados por el Instituto de Salud Pública (ISP) a la hora de autorizar una fumigación aérea con deltametrina en todo el estado Bolívar, que en vez de frenar el número de contagios, afectará negativamente todo el ecosistema y equilibrio natural de la entidad.

Visto 2778 veces Modificado por última vez en Miércoles, 21 Marzo 2018 22:58

La Gran Misión Vivienda Venezuela es el programa habitacional del Estado, vigente en todo el país, tutelado por el Ministerio de V...

“Así como están investigando a algunos trabajadores por el vandalismo de los últimos días, debería investigarse a los gerentes que...

Durante la protesta de este martes, habitantes de distintos sectores de Puerto Ordaz recordaron que los problemas de distribución ...

Hace 23 años, la Alcaldía planteó el Plan Especial Castillito como la alternativa para reorganizar las barriadas que crecieron sin...

Vecinos de ese sector y de Villa Colombia aseguran que los trabajadores del servicio exigen pagos para recoger los desechos, mient...