Opinión

Un sector de Puerto Ordaz, en Bolívar, ha visto este año tres decapitaciones de cerca y, luego, las masacres por parte de organismos de seguridad de los responsables: es un ciclo de violencia que retrata la realidad de una ciudad que, por estadísticas, se convirtió en la novena más violenta del mundo en 2017. Sus vecinos, mientras tanto, se empecinan en bautizar cada calle y cada esquina con un nombre bíblico para, al menos, sentirse protegidos en vista de la pérdida de legitimidad que, en frente de ellos, tienen las autoridades policiales y militares.

Una misión de obispos católicos, periodistas y activistas de derechos humanos fue atacada por simpatizantes del Gobierno en Diriamba, al sur de Managua.

Miércoles, 04 Julio 2018 00:00

López Obrador, que ha tenido una primera y muy respetuosa y positiva conversación con Trump, que habla de que las cosas no son tan simples ni maniqueístas, ha fijado la lucha contra la corrupción y la violencia como su primera meta. Lo mismo que hicieron y anunciaron sus antecesores en la presidencia. El problema es hacerlo y cómo hacerlo.

La crisis venezolana ha dejado a la ciudad estancada, casi convertida en un enorme campamento, solo que en comparación con el resto de los pueblos de Guayana, está aún ofrece mayor funcionamiento, por sobre la violencia y el desastre de los servicios públicos. 

Más de 120 políticos han sido asesinados desde septiembre, de acuerdo con la consultora Etellekt, que lleva un recuento.

En el primer semestre de 2018 hubo 12 mujeres asesinadas en el estado Bolívar, entre los municipios Caroní, Heres, El Callao y Sifontes. El mes más violento fue mayo, en el que ocurrieron cinco homicidios de mujeres, equivalentes al 41% de los crímenes registrados.

La desconfianza en el Consejo Nacional Electoral, las irregularidades y violaciones de la norma y las pruebas de fraude que se han difundido en procesos previos son la clave del desencanto en torno al sistema. “Hoy no se está eligiendo a nadie, desde ya todos sabemos quién gana y así ¿con qué ánimos vamos a votar?”, cuestionó Luis Mosquera.

Al oficial de la Policía Municipal de Caroní Osman Castillo le habían advertido que debía mudarse del barrio Francisco de Miranda, en San Félix. Sin rencillas personales en su historial profesional, grupos armados del sector habían dejado claro que no querían funcionarios activos en la zona. El día que decidió mudarse, lo asesinaron.

Viernes, 20 Abril 2018 00:00

Para Otto Jansenel asesinato del joven músico bolivarense, José Luis Lara, es consecuencia del abandono que sufre la capital del Estado por parte de las autoridades, pero asegura que el sentimiento de justicia, honradez y la labor tesonera siguen en el alma, la esencia y en el subsuelo de la antigua Angostura.

Jueves, 12 Abril 2018 00:00

La realidad de nuestro país con esta piquiña electoral, sin condiciones suficientes para la participación, demanda contar con procedimientos que permitan prevenir los conflictos, resolverlos en el menor tiempo posible y ser  tratados de manera voluntaria, informal y directa; planteando soluciones con soltura y naturalidad.



Página 1 de 26

La Gran Misión Vivienda Venezuela es el programa habitacional del Estado, vigente en todo el país, tutelado por el Ministerio de V...

“Así como están investigando a algunos trabajadores por el vandalismo de los últimos días, debería investigarse a los gerentes que...

Durante la protesta de este martes, habitantes de distintos sectores de Puerto Ordaz recordaron que los problemas de distribución ...

Hace 23 años, la Alcaldía planteó el Plan Especial Castillito como la alternativa para reorganizar las barriadas que crecieron sin...

Vecinos de ese sector y de Villa Colombia aseguran que los trabajadores del servicio exigen pagos para recoger los desechos, mient...