Opinión
Diego Márquez Castro

Diego Márquez Castro

Periodista, gremialista y docente, ha hallado en la filosofía una manera de alertar acerca de los desvaríos del poder y su relación directamente proporcional con la ignorancia y la apatía ciudadana. De esa preocupación surge su dominical Comunicación y política.

En tiempos electorales se acentúa la presentación de ofertas engañosas a los ciudadanos, los cuales no solamente buscan las naturales respuestas a situaciones signadas como críticas, sino se aferran a nuevas esperanzas fabricadas hábilmente por el marketing político. El populismo es un ejemplo de ello.

La tentación autoritaria subyace en el fenómeno populista contemporáneo para el cual significa más votar que elegir.

El populismo, en consecuencia, se convierte en una tendencia que “pretende ser la genuina representante de su pueblo, interpretar mejor que nadie sus aspiraciones y luchar en su exclusivo beneficio”.

“La política ha dejado de ser un espacio para la reflexión, el diálogo constructivo y la vocación de servicio para tornarse en un juego entre actores que aspiran el poder y espectadores que son cautivados por mensajes seductores. Hoy se habla con propiedad de la banalización de la política”, asegura Diego Márquez Castro.

La perenne batalla que cada época va marcando en defensa de las libertades de expresión, información y prensa, lleva a reflexionar sobre la importancia de la vigencia de estas libertades dentro del marco de la democracia. 

 |  Miércoles, 11 Abril 2018 00:00

En un acertado análisis que busca evidenciar ante la opinión pública el motivo de la polarización que afecta la vida política venezolana en la actualidad, esta semana Diego Márquez Castro llama la atención acerca de cómo los populismos de izquierda y derechaen América Latina aplican principios de “maniqueísmo político” para perpetuarse en el poder.

Diego Márquez Castro rescata el pensamiento de Cecilio Acosta, escritor, periodista, filósofo y humanista venezolano del siglo XIX, cuyo ejemplo de civilidad e integridad moral propone sirva de guía a los pusilánimes que por conveniencia hacen el juego inmoral de destruir una nación para satisfacer las apetencias de unos pocos, en detrimento de una mayoría sufriente.

Una nueva forma de ver la democracia es posible, lejos de las tentaciones demagógicas y del peligro nefasto de la antipolítica: una reingeniería que no es más que repensar la política.

“En muchos países europeos y latinoamericanos, la molestia de los ciudadanos frente a quienes asumen representarlos es clara y notoria, haciéndose patente en los resultados electorales o en manifestaciones públicas que reclaman transparencia en el desempeño público”, sostiene nuestro columnista Diego Márquez Castro.

Nuestro columnista Diego Márquez Castro recuerda los conceptos de Libertad Positiva y Libertad Negativa propuestos por el filósofo Isaiah Berlin y como su interpretación interesada ha servido como instrumento de alienación y adoctrinamiento de los neototalitarismos.



Página 1 de 19

La Gran Misión Vivienda Venezuela es el programa habitacional del Estado, vigente en todo el país, tutelado por el Ministerio de V...

“Así como están investigando a algunos trabajadores por el vandalismo de los últimos días, debería investigarse a los gerentes que...

Durante la protesta de este martes, habitantes de distintos sectores de Puerto Ordaz recordaron que los problemas de distribución ...

Hace 23 años, la Alcaldía planteó el Plan Especial Castillito como la alternativa para reorganizar las barriadas que crecieron sin...

Vecinos de ese sector y de Villa Colombia aseguran que los trabajadores del servicio exigen pagos para recoger los desechos, mient...