Opinión

Es menester recordar que en estas mafias revolucionarias reina la ley del silencio -su omertá, con sus pactos y códigos- que es inquebrantable para mantenerse en o cerca de la cúpula. Dígalo ahí, Mario Isea. Así lo afirma nuestra columnista Diana Gámez
Un traductor es un mercader de palabras e ideas. Es quien posibilita el intercambio entre las culturas y hace realidad aquella biblioteca infinita soñada por Borges.
Este es mal gobierno al que no le interesa el desarrollo del país ni el bienestar de sus habitantes, así que cualquier contrato, pacto, administración de dineros producto de esas inversiones serán utilizados para su único objetivo, la sobrevivencia de régimen y de sus respectivos pellejos.
Los guayaneses cuentan los minutos con convicción, acompañando como lo han hecho permanentemente las propuestas de democratización y el desarrollo de acontecimientos que marque el final de la era revolucionaria que ha depauperado a la región.
Vamos en la dirección correcta en cuanto al sentir de los venezolanos y sus anhelos pero no debemos confiarnos ni mantenernos solamente en marchas y concentraciones porque debemos recordar que en años anteriores pusimos los mártires para que el gobierno tuviera más tiempo para abusar y arruinar.
Template by JoomlaShine