Un adolescente de 14 años, con condición especial por traumatismo craneoencefálico está entre los detenidos por la Guardia Nacional, y acusado de saquear, así como un enfermero de Guaiparo, aprehendido cuando salía de culminar su guardia.

Más de 50 detenciones en Ciudad Guayana, en el contexto de manifestaciones contra Nicolás Maduro, se han confirmado desde el 22 de enero. Entre ellos está Jickson Rodríguez, un joven de 14 años de edad con condición especial. Desde los cinco años padece de un traumatismo craneoencefálico, y sufre de ataques de epilepsia.

La noche del 22 de enero, vecinos del sector Villa Bahía en Puerto Ordaz caceroleaban contra Nicolás Maduro. Al rato llegó un contingente de guardias nacionales arremetiendo contra cualquiera en su camino.

       


“Mi hijo me dijo: ‘mamá aquí cada vez que digo que voy a hacer pipí, me dicen que ponga la planta de los pies y me dan tablazos” | Foto Jhoalys Siverio

“Todos salimos corriendo. Mi hijo, que es un niño especial, salió corriendo y el guardia se le pegó atrás y lo jaló por la camisa. Por el problema que tiene se puso agresivo y se le soltó al guardia, logró alcanzarlo y lo agarró a golpes, patadas, empujones, lo bataqueó contra el suelo, los vecinos le gritaban que era un niño especial de 14 añitos, pero igual se lo llevaron”, contó Romelis Guilarte.

Junto a él se llevaron apresados a otros cinco vecinos de la barriada, quienes son acusados de haber estado dentro de un local a las 3:00 de la mañana. “¿Cómo va a estar un niño especial a las 3:00 de la mañana metido en un local dizque saqueando?”, cuestionó.

Desde esa noche, aproximadamente a las 8:40 de la noche cuando fue apresado, fue al día siguiente a las 2:00 de la tarde cuando supo de él. “Recorrí todos los comandos para ver dónde estaba. Logré verlo cuando lo trajeron para acá (tribunales) y ayer (domingo) pude hablar cinco minutos con él y me dijo: ‘mamá aquí cada vez que digo que voy a hacer pipí, me dicen que ponga la planta de los pies y me dan tablazos, veme el dedo gordo del pie que lo tengo morado de un tablazo, y cuando digo que quiero caminar porque se me cansa, me dan cocotazos”. 

Desde entonces no le permitieron recibir su tratamiento. Cuando le permitieron ver a su hijo lo encontró esposado. La justificación que le dieron fue que estaba agresivo, su mamá recordó la importancia de recibir la medicación. De hecho, a las 7:00 de la noche del domingo recibió una llamada, Jickson fue trasladado de emergencia al Hospital Uyapar en Puerto Ordaz, había convulsionado dos veces.

“Para entregármelo supuestamente tengo que tener dos fiadores (...) si no saben manejar la cosa, el niño se les puede morir allí”, advirtió la progenitora.

Detenido al salir del trabajo

El gremio de enfermeros se concentró este lunes a las afueras del Palacio de Justicia para exigir la libertad de su compañero Jesús Marcelo Romero. Fue detenido la noche del 22 de enero cuando salía de su guardia, en el turno de 1:00 pm a 7:00 pm en el Hospital Dr. Raúl Leoni, en San Félix.

       


Familiares denunciaron que varios de los detenidos fueron sacados de sus casas por militares | Foto Jhoalys Siverio

“Iba camino a su casa y lo detuvieron. Se le está imputando que estaba en los disturbios, siendo mentira. Se consignó con los abogados la constancia de que estuvo de guardia hasta las 7:00 de la noche, el control de asistencia también fue entregado. Marcelo fue maltratado, golpeado, le dieron en la cabeza, está en malas condiciones que ningún trabajador del sector salud se merece”, denunció Maritza Moreno, presidenta del Colegio de Enfermeras.

Entre los familiares que denunciaron los arrestos arbitrarios suscitadas la semana pasada, también está Gabriela delgado, sobrina de Gilberto Noa, quien fue detenido el 22 de enero por los disturbios en la avenida Manuel Piar de San Félix.

 

Delgado relató que su tío fue sacado de su casa, aun cuando en ese sector no se generaron saqueos, sino por la zona de La Económica. “Fue sacado de su casa a las 11:30 de la noche por efectivos de la Guardia Nacional que rompieron el portón y lo sacaron. A varios que estaban en la vía principal se los llevaron. Exijo justicia y que hagan cumplir la ley, porque hay muchos que fueron sacados de su casa para ser detenidos”.

Hasta la mañana de este lunes no habían tenido acceso a él, aunque les permitieron llevarle comida, no tienen la certeza de que la haya recibido y desconocen su condición de salud.

Hasta el viernes 25 de enero, el Foro Penal en Bolívar verificó 53 detenciones en Ciudad Guayana. Hasta el domingo se habían dictado 29 privativas de libertad y dos arrestos domiciliarios.

Template by JoomlaShine