Funcionarios de la PEB hirieron a Evelio José Rodríguez Robles, de 13 años, en el costado izquierdo durante una manifestación por gas y agua en la avenida Cisneros, en San Félix. Los vecinos de 4 de Febrero, Alfa y Omega y La Unión, al enterarse de que había muerto camino al hospital, quemaron una moto y un módulo de la Policía.

Un sector de Puerto Ordaz, en Bolívar, ha visto este año tres decapitaciones de cerca y, luego, las masacres por parte de organismos de seguridad de los responsables: es un ciclo de violencia que retrata la realidad de una ciudad que, por estadísticas, se convirtió en la novena más violenta del mundo en 2017. Sus vecinos, mientras tanto, se empecinan en bautizar cada calle y cada esquina con un nombre bíblico para, al menos, sentirse protegidos en vista de la pérdida de legitimidad que, en frente de ellos, tienen las autoridades policiales y militares.

El sector III de la urbanización está afectado desde el viernes 28 de septiembre, cuando se dañó un transformador, avería que la estatal ignoró durante casi dos semanas.

En decenas de tiendas que se mantuvieron cerradas, colocaron carteles en las puertas principales explicando que por falta de personal no pudieron operar.

En la Alcaldía de Piar no han podido cumplir aún con el aumento salarial de 60% de mayo. En la de El Callao no han podido incrementar el bono de alimentación de acuerdo con los ajustes presidenciales.

La fiscal general Luisa Ortega Díaz desconoció las recientes sentencias del Tribunal Supremo de Justicia, reiterando la ilegitimidad de sus magistrados, a la vez que juró defender hasta con su vida la constitución y la democracia.“Evidentemente hay una clara intención de anular el Ministerio Público”, afirmó Ortega Díaz.

La violencia laboral posee otra dimensión que no es fácilmente perceptible y que refiere a prácticas y entornos que muchas veces se institucionalizan como naturales y corrientes en las relaciones de trabajo.

Funcionarios de la PEB informaron que los arrestados pertenecen a la banda “el Niche”, la cual mantiene azotados a los vecinos de Toro Muerto y el sector Las Mini Fincas.

Primero Justicia constata casos de desatención gubernamental en comunidades de Ciudad Guayana.

“Los asesinos no llegaban a 18 años, son unos muchachitos. La mataron por maldad, ya los habían robado”. Fermín Romer, esposo de la víctima.

Página 1 de 3

Los centros de coordinación policial Cachamay, 11 de Abril y Roscio han sido atacadas con armas de fuego y granadas en apenas cuat...

En otro caso en el que convergen el hacinamiento carcelario, la permanencia de reos en centros de detención preventiva y descontro...

Allanamientos violentos y sin órdenes judiciales suceden en la entidad desde 2017, efectuados por los oficiales. Los vecinos han d...

A Víctor Manuel, de 18 años, lo encontraron decapitado. Su cabeza estaba incrustada entre las rejas de una casa de la invasión La ...

El director del Observatorio Venezolano de Violencia (OVV), Roberto Briceño León, estuvo en un foro de la Escuela de Derecho de la...